EL INICIO

Nuestro proyecto se basa en la continuación y evolución de una tradición familiar de viticultores y bodegueros. En el año 2003 asumimos el trabajo en las viñas que venían desarrollando nuestros padres, sin embargo habían cesado la actividad de la bodega familiar, cuyo origen se remonta a 1930.

Desde el primer momento comenzamos el manejo del viñedo desde la agroecología, siendo pioneros en La Mancha del desarrollo de la viticultura ecológica.

Cultivando uvas de alta calidad y muy sanas, iniciamos también el camino de la vinifivación, con formas artesanas de trabajar en la antigua bodega. Comprobamos así cómo el potencial de nuestras uvas evolucionaba de forma natural hasta un vino que traía toda nuestra tierra a la copa.

NUESTRA FILOSOFÍA

Entendemos que el vino se hace desde la cepa. Amamos nuestros viñedos, cuidamos nuestras cepas, trabajándolas con nuestras manos, con respeto, buscando la salud común de todo nuestro viñedo, que es también su paisaje, el agroecosistema definiéndolo técnicamente.

Vinificamos con el mismo principio de naturalidad, con la mínima intervención, que es más un acompañamiento del proceso natural de vinificación. Así conseguimos que cada uno de nuestros vinos sea la expresión de esas uvas únicas, singulares, sanas, que han crecido integradas en el medio natural singular de donde proceden: las viñas de la Sima.

Para conseguir estos vinos singulares hemos desarrollado con los años un sistema propio de manejo del viñedo: la Viticultura Natura. Se trata de una visión de simbiosis con el medio natural en el que se encuentra, respetando sus momentos, favoreciendo la biodiversidad, mejorando la fertilidad de la tierra y eliminando por completo los tratamientos fitosanitarios. Conseguimos así una materia prima sana y de máxima calidad que con su devenir anual, hace que cada año sea diferente, por lo que cada añada también lo será.

El desarrollo de nuestro sistema «Natura» ha ido acompañado de una espectacular mejora de nuestra huella de carbono e hídrica, cerrando el balance de nuestro proceso completo como sumidero de CO2y cargadores hídricos de nuestro acuífero.

Otro punto interesante que nos preocupa y nos ocupa es la perspectiva social de la sostenibilidad de nuestro proyecto. Por eso mantenemos unos compromisos con nuestro paisanaje, desde la cooperación y colaboración en el mantenimiento de nuestro mundo rural, aportando valores de dignidad y desarrollando numerosas actividades de visibilización y fomento de alianzas para el crecimiento de nuevos sectores de actividad.